Como en muchos otros tramos (y aceras, no nos engañemos) los arbustos/árboles crecen y se comen el espacio, ante la desidia del Servicio de parques y jardines y el Área de Sostenibilidad Medioambiental.