A raíz de  unas obras en los colectores de aguas a la altura de Potro de Córdoba, llevamos  5 meses con el carril cortado, siendo usado por los peatones para seguir hasta Sagrada Familia al  no disponer de otra manera de seguir.